JS Vocal - шаблон joomla Книги

Migrantes continúan su camino a EUA pese al calor excesivo

Autoridades de ambos lados de la frontera Sonora-Arizona continúan el rescate de migrantes en el desierto, ante la ola de calor excesivo, que no impide que ellos sigan su camino.

 

En este sentido, el migrante de Sinaloa, Aureliano Hinojosa, manifestó que cada quien continúe su trabajo, “hay que seguir el camino”.

 

 

Entrevistado en el Centro Histórico de esta frontera de Sonora, el connacional expresó que está enterado de los riesgos, pues las mismas autoridades informan a la gente que está haciendo mucho calor.

 

 

Incluso cuando estaba en su tierra, veía en la televisión y escuchaba en la estación de radio los anuncios del gobierno, donde piden tener cuidado cuando se migra hacia otra parte, refirió.

 

 

Expresó que esta situación sólo se va a parar si las autoridades de México, “las que van saliendo o las que van entrando resuelven el caso de la falta de empleos bien pagados”.

 

 

Apuntó que se dirige al estado de California en la Unión Americana, donde espera trabajar en los campos agrícolas, labor que ya sabe hacer y donde prevé ganar un mejor sueldo, para sacar adelante a su familia.

 

 

Tanto el Grupo Beta en el lado mexicano, como la Patrulla Fronteriza en Arizona, continúan con los operativos de rescate en la zona desértica, pues a diario hay migrantes que se arriesgan a cruzar por el lugar.

 

 

En un comunicado, la Patrulla Fronteriza en Arizona indicó que sus oficiales de la Estación Casa Grande rescataron a un total de ocho migrantes y prestaron asistencia a un compañero agente en varios incidentes de rescate durante el fin de semana al sur del poblado Casa Grande.

 

 

Mientras buscaban a un grupo de presuntos inmigrantes indocumentados en un camino de montaña remoto, el viernes, un patrullero fronterizo de Casa Grande se enfermó por el calor excesivo.

 

 

Citó que por ello, tuvo que ser llevado por aire a un hospital para recibir tratamiento, pero una vez recibida la atención médica, fue dado de alta.

 

 

Además, los agentes recibieron una llamada al 911 la madrugada del sábado de dos varones mexicanos, de 36 y 45 años, que afirmaban estar perdidos en el desierto, por lo que ambos indocumentados fueron encontrados poco tiempo después y recibieron comida y agua.

 

 

El domingo, oficiales de la Estación Casa Grande que respondieron a una llamada de socorro de rescate se encontraron con un mexicano, de 36 años de edad, que había ingresado ilegalmente al país.

 

 

El hombre fue evaluado y tratado por lesiones relacionadas con el calor por un agente de la Patrulla Fronteriza con entrenamiento médico, citó.

 

 

Aproximadamente dos horas después, se recibió otra llamada de socorro de un grupo de extranjeros que afirmaban estar perdidos, así que los patrulleros buscaron en el área descrita por las personas que llamaron y encontraron a cinco hombres de entre 17 y 49 años.

 

 

El grupo, compuesto por ciudadanos mexicanos, dijo que fueron abandonados por su contrabandista y se quedaron sin agua varias horas antes en el día, pero aunque exhaustos y con estrés, nadie requirió atención médica.

 

 

Todas las personas arrestadas durante los incidentes fueron transportadas a la Estación de Casa Grande para su posterior procesamiento en violaciones de inmigración.

 

 

Puntualizó que estos incidentes ponen de relieve los peligros que enfrentan los migrantes y las fuerzas del orden público cuando se exponen a temperaturas extremas durante los meses de verano.

 

 

La Patrulla Fronteriza aconseja a cualquier persona en peligro que llame al número de emergencias 911 o active un faro de rescate lo antes posible.

Rate this item
(0 votes)